miércoles, 18 de noviembre de 2009

De lo bello, lo imperfecto y lo antiguo.

No sé cuantas veces habré oido las expresiones "la historia es cíclica", "siempre tropezamos dos veces con la misma piedra" y similares así que lo que voy a contar no debería sorprender a nadie, pero a mí me parece irónico.

Hace un tiempo que me he dado cuenta de que la gente cuando ve una foto no suele analizarla. Todo el mundo tiene claro que un cuadro tiene una intención, hay algo que el artista intenta transmitir. Lo mismo ocurre con la literatura, el cine y la fotografía, pero estos medios de expresión artística paceden la misma enfermedad: la mediatización. El bombardeo diario de fotografías vacías, literatura barata y películas malas es tal que hemos "desaprendido" a interpretar y ver más allá de las apariencias. Estamos condicionados a satisfacernos de manera instantánea. En el mundo de la comída rápida, los juicios rápidos, el café instantáneo y las entregas a domicilio en 24horas no podía faltar la satisfacción rápida.

No quiero decir que debamos interpretar todas las fotografías, ni que la literatura de entretenimiento esté peor que la destinada a hacernos reflexionar. Al fin y al cabo las dos obras cumplen su cometido, pero yo me pregunto si no nos habremos movido demasiado hacia un extremo. Opino que deberíamos volver a tomarnos nuestro tiempo, a aprender que pensar y reflexionar es sano e incluso divertido. En definitiva, a alejarnos de una forma de vida basada en "usar y tirar".

La ironía de todo esto es que los intelectuales de principios del siglo 20 ya se escandalizaron con la nueva velocidad con que la industralización y la ciencia dotaron a la sociedad. Así que cojamos un buen libro, disfrutemos de las buenas fotografías que tantos aficionados cuelgan en internet y admiremos las maravillas que de cuando en cuando aparecen en el cine porque lo antiguo no es necesariamente mejor y a pesar de ser imperfecto, el mundo es bello.

P.D. Aquí os dejo las primeras fotos que he hecho con mi Hasselblad de 1965. Estas fotos son las que me sugirieron el título de esta entrada. Espero que os quede claro el por qué al ver las fotos :D.







Un abrazo y buenas noches.

1 comentario:

xiana dijo...

Es curioso, casualmente he estado leyendo un libro de Walter Benjamin últimamente ("la obra de arte en la época de su reproductibilidad técnica")que habla de esa "mediatización" de la que escribes...
desde otra perspectiva, a partir de la metamorfosis del arte hacia su reproductibilidad técnica (dicho de otra manera, la aparición de la fotografía y el cine), las masas han tenido un acceso al arte que antes les era vedado...
aunque sí es irónico pensar que un mirar un blockbuster de hollywood pueda ser un auténtico proceso revolucionario :P
besos

Publicar un comentario