domingo, 1 de noviembre de 2009

Con frío y resaca

Hoy estoy algo zombi (éste es buen momento para leer el título de la entrada) pero hay algo que quiero compartir.

Este es mi segundo invierno en Berlín y mi cuarto invierno en tierras menos cálidas que España y cada Noviembre me veo en la misma tesitura. Necesito reenamorarme de mi ciudad para no emprenderla a cabezazos contra el primer poste después de recibir un mensaje de algún familiar o amigo en el que pone algo así: "Hola, q tal x brlin? Aki 30 grads. Un bsito". Y yo me pregunto, queridísimos amigos, ¿acaso no cuidáis de no hablar de mi abuela si sabéis que se ha muerto? ¿Acaso no preguntáis por mi padre si sabéis que está mal? Y siendo tan atentos, ¿tanto os costaría mirar la predicción del tiempo en Berlín antes de mandar semejante SMS-molotov? Estoy casi, y digo casi porque no quiero pillarme los dedos, seguro de que si supierais que estamos a 3 grados os lo pensarías dos veces. O quizá no... *@#%)$·!!! Pero no creáis que sois los únicos, cada llamada a la familia requiere de unos minutos de meditación y "reenamoramiento" porque si hay una pregunta que les ENCANTA (con mayúsculas y subiendo el tono) a todos los padres es: ¿ Y qué tiempo tenéis? Nunca, nunca jamás me he librado de la dichosa pregunta. Lluvia, nieve, calor o frío polar, nunca hay piedad.

En fin, no me hagáis caso. Probablemente esto tenga algo que ver con haber estado 6 horas en un bosque en Berlín (sí, también tenemos bosques en la ciudad) rodando un documental con un frío del carajo. Realmente me alegro de vuestros sms, aunque sólo quieran torturarme, y me alegro de hablar con mi familia aunque "LA PREGUNTA" vaya a caer. Se os echa de menos.

Os dejo unas fotillos de mi amor :D.







No hay comentarios:

Publicar un comentario